Loading...

Estuvimos allí... compartiendo interrogantes con Sebastián Puig.

Estuvimos allí... compartiendo interrogantes con Sebastián Puig.

Estuvimos allí...

Una vez más Sebastián nos ha encandilado con su saber y experiencia. Nos ha hablado del verano de la verdad, este de 2021, sin saber lo que vendría en agosto con Afganistan, pero que ya nos advertía que el mundo está cambiando muy deprisa.
Nos dio buenas noticias a pesar de los casi 200 millones de contagiados y 4 millones de muertos, estamos en el buen camino, recuperándonos del bache, donde España será una de las más beneficiadas por las ayudas, aunque también de las más afectadas. Contaremos con índices de recuperación del crecimiento importantes. Pero ojo, ¿es una recuperación o un rebote? De ahí los interrogantes que propone Sebastián: Un despegue desordenado con asincronías y desajustes, con aumento de costes. Un despegue desigual, que profundizará en un mundo a dos velocidades.donde solo el 1% de los menos favorecidos está siendo vacunado y donde la deuda se ha desbocado, frenando la lucha contra la pobreza. Donde el Covid ha acelerado las tendencias globales y complica la coyuntura frente a la estructura.

- En términos de gobernanza, cambia el eje económico volviendo a oriente el liderazgo perdido hace dos siglos y que ha sido menos afectada por el Covid. 

- En demografía, se estancan los países desarrollados mientras se multiplican los menos desarrollados, con un proceso migratorio creciente y donde África será protagonista de crecimiento en este siglo.

- La batalla tecnológica se libra entre los EEUU y Europa y los países asiáticos, con nuevos jugadores antes impensables en la carrera. Y donde las tecnológicas adquieren un volumen desconocido antes. Donde China e India lideran la carrera de titulados STEM, y oriente mejora su media de ingresos. Todo ello con un déficit de conexión a Internet de un tercio de la población y donde la inteligencia artificial y la automatización va a cambiar muchos empleos.

- Y de la parte de los recursos, la demanda de energía crece y se compite por los recursos más escasos, y China liderará las emisiones de CO2.
Sebastian nos dice que aunque la recuperación será rápida, la “normalidad” no será exactamente igual. Ni la volatilidad ni la incertidumbre van a desaparecer, más bien todo lo contrario. Las tendencias preexistentes se aceleran o agravan, y los desequilibrios anteriores a la pandemia persisten. Y nuevos fenómenos nacidos del COVID-19 pueden consolidarse. Mantener una recuperación sostenida en un reto cada vez más complejo.
Y para superar esa incertidumbre vamos a necesitar mejorar nuestras capacidades para gestionarla, así como la frustración y el establecer conexiones, en este complejo Siglo XXI.

Advertidos de todo ello, sabemos que hemos de enfrentarnos a un escenario desconocido y volátil y hay que estar atentos a las oportunidades que puedan surgir para aprovecharlas.Se así hacen necesarias nuevas formas de gestionar y decidir, que implican, por una parte, mayor rapidez, creatividad y asunción de riesgos, y por otra, renunciar al cortoplacismo predominante. Se trata, aunque parezca una contradicción, de gestionar a la vez lo urgente y lo importante. ¿Estamos en el buen camino?
Gracias Sebastián por tus consejos una vez más.
Ya disfrutamos con tus anteriores sesiones: -"Los Flujos Financieros: Armas Estratégicas en un Mundo Globalizado" - "Mamá quiero ser bloguero" - "Murphy era Informático. Manual de Supervivencia en la Jungla Digital" - "Xpression Workshop" y ahora nos preparamos para estar más atentos al futuro como nos recomiendas.

Nos vemos pronto.

Accede al vídeo íntegro de la sesión y a la presentación que la acompañaba.